Posts etiquetados como ‘fnac’

Socio de la Fnac

Jueves, noviembre 5th, 2009

Hola, queridos lectores:

Me encuentro en la ciudad de Coruña, estudiando Ingeniería en Informática, y desde hace unas semanas soy socio de la Fnac.

Y el otro día me llega al email un correo del clubfnac.com ofertándome una entrada doble gratuita para ir a ver el preestreno de Julie y Julia.
Por si no la conoceis, es una comedia de la que podeis enteraros en FilmAffinity, que se estrenará el viernes próximo (6/10).

Ser socio me ha costado 15€ durante dos años.

Una entrada de cine, sin descuento, vale algo más de 8€. Con el descuento por ser estudiante universitario, 5,80€
15/2 = 7,5€ / entrada. Y es un preestreno.

Desde mi punto de vista ya me ha compensado hacerme socio… y llevo un mes.

Os cuento: me entero del email el sábado… el Fnac en Coruña y yo en Lugo. Mal vamos. Espero al lunes (los domingos está cerrado), y yo con clase, de 9.30 a 10.30

A las 10.00 abre la Fnac. A las 10.15 les llamo por teléfono. Todavía quedan entradas, y creen que bastantes para toda la mañana.

Más tarde, a eso de las 11.30, cojo el bus universitario y me planto en la Plaza de Lugo, corro a la Fnac, voy por las entradas, antes de que se agotasen, y vuelvo a la plaza de Pontevedra a volver a coger el bus en dirección al campus universitario.
32 minutos después ya volvía a estar en clase. Ni siquiera me perdí una clase entera, y ahora, con dos entradas para el preestreno en el bolsillo.

Gran día por la mañana.

Mejor fue ir al cine, aunque la sala estuviese completamente llena, (bueno, quedaba al menos una butaca para mi chaqueta) y ver una peli de 123 minutos, que dura 123 minutos, que empieza a tiempo, sin anuncios, con una advertencia de que “no desvelemos al gran público la trama o argumento de la película” (xDD)…

Y si la película empieza a las 22.30 empieza a esa hora, y acaba 123 minutos después, oséase, a las 00.33 estaban poniendo los créditos.
… y al salir a fuera, 16ºC en la calle. Que pena que al día siguiente volvía a tener clase, porque apetecía quedarse en cualquier lugar.

Gracias, Fnac, por haberme dado la oportunidad de ver una película en la que estar sonriendo durante dos horas (tal vez haya algún minuto que no, no voy a revelar la trama/argumento, jaja) y por darme la oportunidad de invitar a alguien más a verla.